plantas de interior

 18 Plantas de Interior que Apenas Necesitan Mantenimiento 

Si eres de esas personas que no tienen el don de cuidar las plantas, o simplemente no tienes el tiempo para hacerlo, pero a las que les gustaría tener en su casa u oficina unas bonitas plantas de interior que apenas necesiten cuidados, nosotros te traemos la solución.

Las plantas necesitan agua, luz y nutrientes para sobrevivir.

A nadie le gusta tener una planta con las hojas secas o amarillas o las raíces podridas, y es una pena que por falta de tiempo o conocimiento no podamos tener plantas bonitas, fuertes y sanas en nuestro hogar.

Afortunadamente, hay algunas especies de plantas de interior que son muy fáciles de cuidar, ya que no requieren más cuidados que regarlas con un poco de agua cada semana y un poco de luz natural al día.

Por eso, te ofrecemos esta lista de plantas de interior que son perfectas para personas muy ocupadas o que no saben nada sobre cuidar plantas, con las que podrás tener en tu hogar u oficina un pequeño pedazo de naturaleza con todos sus beneficios: purificar el aire, generar un ambiente que reduzca el estrés, levantar el ánimo si estás triste y evitar la depresión, generar humedad en el ambiente y disminuir la electricidad estática o aumentar nuestro nivel de concentración…

Seguro que ves alguna que te guste mucho, por eso al final de la lista te dejamos algunos enlaces para que puedas comprarlas online en Amazon o Mano a Mano, por muy poco precio.

18 plantas perfectas para decorar tu casa y que solo necesitan agua, luz y un poco de atención

Te dejamos a continuación una lista de plantas de interior para decorar tu casa sin que tengas que dedicarle mucho tiempo

1.- El bambú de la suerte o Lucky bamboo:

plantas de interior bambú de la suerte o Lucky bamboo

Es una planta de interior que no requiere muchos cuidados. Solo necesita agua y luz, por lo que es perfecta para tener en casa.

El bambú de la suerte, o Dracaena braunii, que no es realmente un bambú, sino que pertenece a la familia de las agaváceas, es natural de las selvas tropicales y requiere muy poco mantenimiento.

Basta con regarla una vez a la semana y colocarla en un entorno luminoso sin luz solar directa para tener una planta hermosa y longeva.

Esta planta se cree que trae felicidad y prosperidad y, de hecho, es muy común en los restaurantes, en los mostradores de recepción de los hoteles e incluso en las consultas de los dentistas, y a menudo se puede encontrar justo al lado de las cajas.

Si se cultiva como planta de interior, especialmente en macetas llenas de agua, esta planta puede vivir muchos años encima de un escritorio o una mesa.

Sus tallos verdes tienen un aspecto nudoso como el del bambú, ya que tienen hermosas cicatrices blancas en las hojas.

Para aquellos que quieran empezar desde cero con el bambú, hemos encontrado un bonito kit de «cultivo propio» en Amazon que te permite cultivar tu propio bambú en casa desde la semilla, también es una buena idea de regalo sostenible.

Para ver los detalles del producto y los métodos de envío, puede consultar la página del producto haciendo clic en el siguiente enlace.

2.- Árbol de Jade o Crassula ovata

Crassula ovata

El árbol de jade es una planta resistente, que tiene grandes hojas carnosas y redondeadas.

Se cultiva principalmente como planta ornamental en interiores puesto que, al igual que el bambú de la suerte, requiere poco mantenimiento y agua.

En invierno es suficiente con regar cada 15 días o una vez al mes.

Si se coloca en un lugar donde haya mucha luz solar directa, esta planta será capaz de crecer muy rápidamente y formar nuevos brotes verdes que le dan un aspecto hermoso y elegante.

Esta planta también puede ser usada como planta suculenta debido a sus hojas carnosas, por lo que podemos colocarla en un recipiente de agua sin preocuparnos demasiado. 

La Crassula ovata puede alcanzar el tamaño de un pequeño arbusto y es muy fácil de cultivar en interiores; tolera bien los suelos pobres y requiere luz parcial o indirecta.

La Crassula ovata es una planta muy extendida y popular. Es fácil de cultivar y en las condiciones adecuadas da unas flores bellas y muy decorativas. 

3.- Beaucarnea Recurvata o Pata de elefante

Beaucarnea Recurvata

La Beaucarnea recurvata, también conocida como «pata de elefante» o «comedora de humo», es una planta muy decorativa que se parece mucho a una palmera, es una suculenta de crecimiento lento y tolerante a la sequía.

Basta con regar una vez a la semana durante el verano. Durante el invierno, con regar una vez al mes es más que suficiente.

Pertenece a la familia de las Ruscaceae y es originaria de las zonas cálidas y secas de América Central. Es una planta de crecimiento lento.

Es una planta perenne que llegará a alcanzar los 12 metros de altura con el tiempo.

Se caracteriza por su follaje muy decorativo, formado por hojas rígidas en forma de lanza que surgen directamente de la base del tallo.

Las flores, con forma de espiga, son pequeñas y blancas y aparecen en la parte superior del tronco.

4.-Poto (Pothos)

Pothos

El poto es una planta de interior muy popular para fines decorativos; necesita un entorno luminoso, pero no tolera la exposición directa a la luz solar intensa.

Es una planta muy resistente y a la que le gusta mucho el sol. Son capaces de soportar el calor intenso en verano y, al mismo tiempo, el frío en invierno: lo importante es que la temperatura no baje de los tres grados.

Como suele ocurrir con las plantas de interior, el exceso de agua y la humedad estancada pueden ser perjudiciales para el desarrollo del pothos.

La frecuencia de riego depende del tipo de suelo en que se encuentre la planta, así como de la humedad y temperaturas del entorno, pero como norma general debe ser cada 10 días en invierno y cada 5 días en verano.

Las hojas de esta planta pueden ser tanto lanceoladas como cordiformes o corazón forme; suelen ser verdes pero también se encuentran variedades de hojas blancas, rosadas y amarillas.

5.- Sansevieria

Sansevieria

La Sansevieria es una extraordinaria planta perenne cuya belleza se debe a sus hojas largas, carnosas y brillantes; es muy resistente a la sequía.

Esta planta necesita luz, pero no tolera la luz solar directa. Teme el frío, por lo que puede sacarla al exterior en primavera y verano, pero mantenerla en el interior el resto del año.

Su frecuencia de riego debe ser moderado:  1 vez al mes en invierno y 1 vez cada 20 días en verano.

Tiene un crecimiento lento y puede llegar a medir hasta dos metros de altura.

Las hojas de la Sansevieria son muy resistentes y no se dañan fácilmente; en cambio, si se riega demasiado o el suelo está muy húmedo, el tallo se puede pudrir.

6.- Zamioculca

Zamioculca

La zamioculca es una planta tropical originaria de Asia oriental que necesita poca luz y puede crecer prácticamente en cualquier lugar; sus hojas gruesas y brillantes son muy decorativas.

Es una planta semirrígida prácticamente indestructible y tiene un éxito especial en todos los viveros y floristerías de los centros comerciales (de hecho, es una de las plantas más vendidas en IKEA) por su extraña forma y su inusual facilidad de mantenimiento, que la hace apta incluso para los menos manitas. Prácticamente se cuida sola.

La zamioculca es una planta de interior que, a diferencia de lo que sucede con otras, no necesita mucho sol: nunca debe estar demasiado expuesta porque se quema; si la luz solar directa cae sobre las hojas , se producen quemaduras que pueden llegar a matar la planta.

Se puede regar cada 10 días, pero depende de la luminosidad que reciba.Si es alta, en tempora de primavera y verano debe ser más frecuente. No hace falta pulverizar con agua sus hojas.

Este hecho, unido al hecho de que es resistente a la sequía y no le gusta el frío, hace que esta planta sea ideal para ser colocada en lugares oscuros, como detrás de puertas y armarios o en un rincón donde pueda verse pero que no necesite ser regada todos los días.

El crecimiento es lento: la zamioculca se desarrolla muy poco cada año.

Las hojas de la zamioculca son grandes, verdes y lanceoladas; se caracterizan por ser muy brillantes.

7.- Chlorophytum comosum

Chlorophytum comosum

La chlorophytum comosum es una planta de interior muy resistente a la sequía y al frío; se recomienda para personas que no tienen mucho espacio en casa.

Aparecen como un grupo denso de hojas desde las raíces que son lineales, verdes y a menudo blancas variadas.

Necesita una iluminación moderada y no resiste el sol directo.

Es muy fácil de mantener: solo hay que regarla cuando el suelo esté seco.

La chlorophytum comosum se caracteriza por sus hojas delgadas y largas; también tiene una flor, aunque es difícil que florezca en los entornos domésticos.

Puede llegar a medir hasta treinta centímetros de altura.

8.- Cheflera (Schefflera)

Cheflera (Schefflera)

La Schefflera es una planta arbusto habitual en oficinas y hogares y resulta muy decorativa por su gran tamaño y su hermoso follaje.

Es una planta tropical originaria de Taiwan que puede llegar a medir hasta dos metros de altura.

No es necesario regarla con frecuencia, pero le gustan los ambientes húmedos y no tolera el frío; por lo tanto , debemos colocarla en un lugar con suficiente humedad y sin corrientes de aire.

En invierno también se puede regar menos. Lo mejor en pequeñas dosis y comprobando que el suelo esté seco.

Es resistente a los insectos, pero no es adecuada para gatos o perros.

Las hojas de la Schefflera son grandes, ovaladas y verdes; algunas variedades tienen un color blanco en el centro.

9.- Aloe Vera

Aloe Vera

La Aloe Vera es una planta suculenta originaria de África que tiene numerosas propiedades medicinales; se utiliza para tratar heridas, quemaduras y problemas estomacales.

No necesita mucho mantenimiento: solo hay que regarla cada 15 o 20 días, sin encharcar la maceta.

Esta planta de interior puede tener unas hojas muy largas (hasta veinte centímetros); las de las variedades más altas son normalmente arqueadas y otras especies, en cambio, son de color verde grisáceo.

No tolera el frío y algunas variedades pueden ser peligrosas para los gatos porque contienen un veneno que causa insuficiencia renal; sin embargo, esto no es aplicable a todas las especies.

Las flores de la Aloe Vera son pequeñas y amarillas y se forman en un racimo en el extremo de las hojas.

10.- Spathiphyllum

Spathiphyllum

El Spathiphyllum es una planta de ineterior encantadora que es popular tanto por su follaje como por sus flores blancas. No necesita mucha luz y prefiere los ambientes húmedos como el baño.

Las hojas del Spathiphyllum son redondeadas y verdes brillantes; en el centro de estas hojas hay una flor blanca que es muy hermosa.

Es una planta resistente a la sequía, pero necesita ser regada cada semana porque su crecimiento es lento y puede llegar a medir hasta sesenta centímetros de altura.

En invierno las raíces son muy sensibles al frío; este período también se recomienda regarla menos.

Las flores del Spathiphyllum se abren solamente en la noche y despiden un aroma muy agradable.

11.- Dieffenbachia (Dumbcane)

Dieffenbachia

La Dieffenbachia es una planta herbácea perenne, de hojas maravillosamente grandes y abigarradas, perfecta para los hogares con poca luz.

Al contrario de lo que podría pensarse, la Dieffenbachia, como casi todas las especies de interior, no necesita muchos cuidados, salvo una posición adecuada: luz, pero no directa y alejada de corrientes de aire y fuentes de calor.

Es resistente a la sequía y no necesita mucho mantenimiento; solo hay que regarla cada dos o tres semanas.

Las hojas de la Dieffenbachia son grandes y ovales: las más comunes son verdes con un centro blanco.

12.- Ficus lyrata

Ficus lyrata

El Ficus lyrata es un bello y muy decorativo arbusto de hoja perenne que sólo necesita un entorno luminoso.

Cultivar el Ficus lyrata en una maceta es la mejor manera de asegurarse de que la planta está bien cuidada. En maceta suele crecer con un solo tallo y hojas grandes que pueden curvarse ligeramente con el peso.

El riego debe ser abundante, pero no constante: se puede regar cada dos o tres días en verano y una vez a la semana en invierno.

Es resistente a los insectos y al frío, pero no tolera el exceso de sol.

El Ficus lyrata tiene un follaje verde brillante y densa y las hojas son grandes, redondeadas y rugosas.

13.- Hevea brasiliensis

Hevea brasiliensis

El Hevea brasiliensis es un árbol de hoja perenne originaria del Amazonas.

Es resistente a los insectos y no necesita mucho mantenimiento, por lo que es perfecta para las personas más ocupadas.

Debe ser regada cada semana.

Las hojas del Hevea brasiliensis son pequeñas y ovaladas, de color verde brillante; el tallo es muy grueso y puede llegar a medir hasta tres metros de altura.

Es resistente al frío pero no al sol directo.

La Hevea brasiliensis es utilizada para la producción de caucho.

14.-Aspidistra elatior

Aspidistra elatior

La Aspidistra elatior es una planta de interior que tiene hojas grandes y coriáceas.

Requiere mucha luz, pero no sol directo.

Las raíces son sensibles al frío así que en invierno se recomienda regarla poco, cada 7 o 10 días

Es resistente a los insectos y no necesita mucho mantenimiento, pero es muy sensible al exceso de riego y la tierra se debe secar antes de volver a regar para evitar que las raíces se pudran.

La Aspidistra elatior tiene un follaje verde oscuro y las hojas son grandes, redondeadas y lisas.

15.-Filodendro

Filodendro

El Filodendro es una planta de interior con hojas grandes y lanceoladas.

Es resistente a la sequía y no necesita mucho mantenimiento; solo hay que regarla cada dos o tres semanas.

El Filodendro soporta bien los insectos y el frío, pero no tolera el sol directo.

El Filodendro tiene un follaje verde brillante y las hojas son grandes, lanceoladas y rugosas; la parte interior es muy oscura.

La forma más común de cultivo es en maceta: suelen tener un solo tallo y hojas grandes que pueden curvarse ligeramente con el peso.

16.-Aglaonema

Aglaonema

El Aglaonema es una planta de interior herbácea perenne, originaria de Asia. Es resistente al frío y no necesita mucho mantenimiento: solo hay que regarla dos veces por semana, en verano, 1 vez por semana, en invierno.

Es resistente a los insectos; es perfecta para personas con alergias.

Tiene un follaje verde oscuro y las hojas son grandes, redondeadas y lisas.

El Aglaonema está disponible en distintos colores: blanco, rojo, amarillo, púrpura, etc.

Las macetas con esta planta son muy decorativas y se pueden encontrar en la mayoría de tiendas de jardinería.

17.- Hiedra (Hedera helix)

hiedra

La hiedra es una planta de interior que apenas necesita mantenimiento. Es muy resistente a las enfermedades y no requiere mucha agua. Sólo hay que regarla cuando la tierra esté seca, y podemos fertilizarla en invierno con un abono líquido.

Al plantar la hiedra, selecciona un recipiente que sea más grande que el anterior y añade tierra fresca y algo de guano o abono para plantas verdes. Plántala en posición vertical, a unos 20 cm. de la pared y déjala crecer hasta cubrir toda la superficie.

La hiedra es perfecta para decorar nuestras casas y ofrece un toque natural y verde en cualquier espacio.

18.- Hoya carnosa, o flor de cera

Hoya carnosa, o flor de cera

La Hoya carnosa, o flor de cera, es conocida por su follaje y sus fragantes flores; requiere poco riego y un entorno húmedo.

Por sus peculiaridades y atributos, pero sobre todo porque crece también en un ambiente con nivel de humedad superior al normal, puedes también colocarla en el baño.

En cuanto a la frecuencia de riego, en fase de crecimiento, es suficiente 2-3 veces a la semana en las temporadas templadas, y 1 vez a la semana en invierno, siempre que las temperaturas no sean más bajas de 10º, en cuya caso hay que esperar a que suba la temperatura para regar.


Llevar un poco de naturaleza al interior cultivando algunas variedades de plantas en macetas permite crear un ambiente fresco y agradable, además de poner de manifiesto tu pasión por las plantas aunque no dispongas de un jardín o una terraza en condiciones.

Además, las plantas de interior pueden mejorar notablemente la calidad del aire que respiramos y son elementos decorativos perfectos que pueden ayudar a crear ambientes realmente sugerentes.

Esperamos que todo esto puedas logarlo con alguna de las las 18 plantas de interior que apenas necesitan mantenimiento.

16,95€
En stock
desde julio 5, 2022 1:58 am
Amazon.es
16,50€
En stock
2 nuevo/s desde 16,49€
desde julio 5, 2022 1:58 am
Amazon.es
23,85€
En stock
4 nuevo/s desde 23,85€
desde julio 5, 2022 1:58 am
Amazon.es
19,88€
En stock
desde julio 5, 2022 1:58 am
Amazon.es
43,99€
50,19€
En stock
5 nuevo/s desde 43,99€
desde julio 5, 2022 1:58 am
Amazon.es
16,50€
16,95€
En stock
2 nuevo/s desde 16,50€
desde julio 5, 2022 1:58 am
Amazon.es
No Disponible Temporalmente
desde julio 5, 2022 1:58 am
Amazon.es
Última Actualización

La compra Online de macetas y semillas las puedes hacer también en Amazon (Ver Ofertas)


plantas de interior
planta lavanda o espliego
planta calatea
planta diplademia
Rayito de Sol o Lampranthus Multiradiatus
galan de noche
planta aspidistra
planta aloe vera