Lavanda (Lavandula angustifolia) : Cultivo y Cuidados

La lavandula angustifolia, también conocida como Espliego o Lavanda, es una planta perteneciente a una de las más de 7.900 especies de la familia Lamiaceae.  Crece naturalmente en la región mediterránea occidental, por lo que se desarrolla muy bien en los climas templados.

Se trata de una de las plantas más populares en todo el mundo y ello se debe a su espectacular aroma y también a los diferentes usos que se le da a la misma en la industria cosmética, siendo los aceites relajantes y su poder desinfectante algunos de los más conocidos. 

Esta planta aromática es sumamente noble, ya que además de ser muy fácil de plantar, puede prosperar en suelos pobres, arenosos y rocosos.

Además de ello, el Espliego es muy resistente a plagas y enfermedades, por lo que es una magnífica opción para cultivar. Eso sí, es importante determinar la mejor especie en base al clima del lugar, ya que algunas resisten mejor las bajas temperaturas.

Conozcámosla de cerca…

Características de la Planta Lavanda

El Espliego pertenece al género de plantas perennes que pueden alcanzar una altura de uno o dos metros, según la especie.

Tiene raíces leñosas y tallos erectos y ramificados que, a partir del segundo año, tienden a retorcerse

Los tallos de esta planta son cuadrados y las hojas son verdes y generalmente puntiagudas.

flores de lavanda o espliego

La flor, por otro lado, es uno de los aspectos más llamativos por su forma y color. Estos detalles recuerdan a una espiga, pueden medir hasta 9 centímetro y son de un precioso color morado. Además de ello, se agrupan en espigas de 6 a 10 flores.

Las flores de la lavanda suelen tener una textura un poco pegadiza y esto se debe al aceite que despiden. El olor podría compararse al alcanfor, aunque la intensidad del mismo puede variar de una especie a otra.

Suelen florecer el período comprendido entre junio a julio. Las flores son espectaculares y muy fragantes, y también son útiles una vez podadas: nos las tires!!

Colócalas en un lugar seco y ventilado para su secado y para que así mantengan su agradable aroma incluso después que se sequen.

El arbusto del espliego embellece el entorno pero no es simplemente una planta ornamental o decorativa : es una planta muy útil y aporta muchos beneficios al jardín, atrayendo insectos como las abejas y prestándose para diversos usos, desde la cocina hasta la decoración y perfume.

La planta debe su nombre a su buen olor : al ser utilizada en jabones o para perfumar, se suele asociar a una idea de «lo bueno y lo limpio». Cuando florece en el jardín es una explosión de color con un delicioso aroma que se esparce por el aire.

Los beneficios de su cultivo son variados, entre los que destacamos:

  • Es muy decorativa: sus espléndidas flores violetas perfuman y embellecen el jardín.
  • Se puede aprovechar la miel que produce: para los apicultores, la lavanda también es excelente como planta melífera (plantas que las abejas usan para producir miel), de la que se obtiene una miel muy valorada.
  • Útil en la cocina, para darle aroma a algunos platos, aunque es poco utilizada. Sus flores secas se pueden utilizar en postres, salsas de queso, mermeladas y risottos. Mezclada con sal gruesa se obtiene una sal aromatizada que combina bien con la carne.
  • También es una planta medicinal con propiedades aptas para mejorar el bienestar de la persona. Sus infusiones tienen poder sedante, calmante y antiespasmódico.
  • Su cultivo en el jardín atrae a las abejas, insectos valiosos para la polinización de las plantas de nuestro jardín.
  • Se puede usar como aceite esencial aromático utilizado en diversos campos de la cosmética, perfumería y aromaterapia.

Cuidados básicos de la Lavandula

Una de las ventajas de cultivar este tipo de planta es que no requiere de grandes cuidados. Es una magnífica alternativa para los espacios exteriores, ya que puede recibir sol directo, aunque también se puede plantar en maceta.

El suelo en el cual se va a plantar la lavandula debe ser pobre, alcalino o con un pH elevado. También es importante que reciba no menos de seis horas de sol directo, un aspecto a tomar en consideración, especialmente si la planta se encuentra dentro de la casa. 

Esta planta, además, no tolera bien la humedad, por lo que los riegos no deben hacerse con tanta regularidad. De hecho, es esencial que el suelo cuente con un buen drenaje, ya que, si se acumula el agua, las raíces pueden enfermarse gravemente y hasta pudrirse.

Clima

El Espliego es una planta mediterránea y, por tanto, crece en entornos caracterizados por altas temperaturas y un clima seco.

Suelo

El suelo ideal para el cultivo de lavandula es arcilloso y calcáreo, pero la planta también se adapta a suelos alcalinos.

lavandula en jarrón de cristal

Exposición

Le encanta el sol, así que colóquela en un lugar con mucha luz.

Riego

El riego debe ser regular pero no excesivo, imprescindible para evitar la creación de agua estancada que podría hacer que la planta se pudra. Para favorecer el drenaje, el suelo debe mezclarse con materia orgánica.

Multiplicación

Se hace a partir de semillas o de esquejes. En el primer caso, el período de siembra es el otoño en las zonas de clima templado y el inicio de la primavera en las zonas más frías. 

La reproducción por semilla es un poco delicada. Es preferible plantar las semillas en macetas, manteniendo la tierra húmeda en la superficie y colocando la maceta en un lugar luminoso, pero no demasiado soleado.

Para facilitar la germinación, las semillas de lavanda deben remojarse durante 6-8 días, luego se sembrarán en un suelo blando.

Fertilización

Es aconsejable hacerlo durante la temporada de primavera cuando la planta comienza a crecer nuevamente y al final del verano, después de la recolección de las flores.

Cómo se planta

Antes de plantar la Lavandula angustifolia es importante elegir bien el lugar de la misma, siempre recordando que requiere recibir sol directo y estar en un lugar airado. Se puede plantar directamente en el suelo o en maceta, y para ello se deben colocar las semillas en el otoño, en el caso de los lugares con climas templados y a principios de la primavera en los climas más fríos.

Además de las semillas, también se puede sembrar esta planta utilizando esquejes de 10 centímetros aproximadamente. En el caso de plantar el esqueje en una maceta es fundamental colocar una capa de piedras en el fondo, antes de la tierra, la cual funcionará como un drenaje. 

Como comentamos anteriormente, es de suma importancia que el suelo tenga drenaje, ya que, de lo contrario, las raíces pueden pudrirse. De ahí que también se debe prestar atención al estado de humedad de la tierra entre cada jornada de riego.

Cultivo en Maceta

El espliego se puede cultivar fácilmente en macetas, donde puede alcanzar hasta un metro de altura. La Lavándula Blanca (Lavandula angustifolia Alba) se considera la especie más adecuada para el cultivo en macetas.

Se debe elegir una posición soleada. Si el clima en invierno es demasiado duro, hay que trasladar la maceta a un lugar cerrado, pero siempre cerca de una fuente de luz, como una ventana.

En el cultivo en maceta se puede optar por proceder por esquejes o por siembra. En ambos casos, hay que tomar unas pocas pero fundamentales precauciones:

  • elegir una maceta bastante alta y ancha. En el fondo debe colocarse una capa de pequeñas bolas de arcilla expandida, grava o tiestos. El mantillo ideal es el blando o de consistencia media, debe ser rico en compost y estar siempre bien drenado.
  • replantarse cada año y, por lo general, en primavera, eligiendo, de vez en cuando, recipientes de mayor diámetro.

Cultivo en Terreno

Esta planta, por su belleza y aroma, puede ser una gran transformación para tu jardín, pero necesita espacio para crecer, así que si decides empezar a cultivarla, dedícale el espacio necesario entre cada planta de tu jardín.

Para la lavandula, el lugar perfecto del jardín es el más soleado y ventilado, no húmedo y , como hemos dicho, alejado de plantas que puedan limitar su desarrollo.

A la hora de plantar lavanda se puede empezar por introducir una rama de la planta de unos 10 centímetros de largo en un agujero con tierra y arena y con abono en polvo u orgánico.

Variedades

Hay muchas variedades de Espliego y aunque la mayoría comparte las características principales o más importantes, algunos tipos pueden ser más o menos aromáticas y sus flores más o menos intensas. De igual manera, algunas variedades son más recomendadas para climas fríos, mientras que la mayoría se desarrolla muy bien en los climas templados. 

  • Una de las variedades más conocidas es la Lavandula officinalis, también conocida como lavanda común. El color de sus hojas es de un morado intenso y se caracteriza por sus taños leñosos y también por sus múltiples usos medicinales. Esta es la planta más utilizada para la preparación de aceites relajantes y para otros usos cosméticos. 
  • La Lavandula dentada, por otro lado, es una de las variedades más grandes, y es que puede llegar a medir hasta metro y medio de altura. Además de ser utilizada como una planta decorativa, también genera un agradable perfume y es utilizada con algunos fines medicinales. De hecho, es conocida por su efectividad para aliviar los dolores de estómago.
  • Un tipo de lavanda diferente es la lavandula verde, originaria de Huelva, la cual, a diferencia del resto de sus compañeras, produce una bonita flor de color crema. Pese a ello, también es utilizada para preparaciones medicinales y como una planta decorativa. 
  • Lavandula stoechas, cantueso o tomillo borriquero, que mide de 40 a 60 cm de altura, y en raras ocasiones supera el metro. Crece principalmente en suelos silíceos porque, a diferencia de otras especies, necesita un suelo más ácido.

Cómo podar

La poda es un proceso sumamente necesario para que esta planta se desarrolle sana y fuerte. Para ello, es recomendable adquirir una tijera especial para podar o en su defecto una navaja, y en cualquiera de los casos es de vital importancia que la herramienta esté limpia y desinfectada. 

El siguiente paso es tomar varios tallos hasta hacer un manojo y luego proceder a cortarlos. El lugar ideal para hacer el corte es en la mitad de tallo. El corte no debe ser muy cerca de la base leñosa, por lo que como mínimo debe estar a cinco centímetros de dicha área. Si el corte se hace muy cerca de la base, lo más seguro es que la planta no vuelva a crecer.

Cada cuánto regar 

Esta planta no se lleva muy bien con la humedad, por lo que es un aspecto al que se le debe prestar atención si se desea que la misma se desarrolle correctamente y no se enferme. Durante los meses de primavera y verano, lo más recomendable es regarla una vez a la semana sin encharcarla. 

Durante el invierno y el otoño lo ideal es regarla cada 15 días. Sin embargo, si bien esos son los tiempos estimados, se aconseja hacer una simple prueba a la tierra para asegurarse de que no está húmeda. Basta con introducir un palito de madera y al sacarlo evaluar si la tierra se pega o si está suelta. Si la tierra se pega significa que todavía está húmeda y no se debe regar, en cambio si está suelta sí es el momento adecuado para el riego. 

Plagas y Enfermedades

Los principales problemas pueden venir de la pudrición de las raíces, por un excesivo estancamiento de agua.

A diferencia de otras plantas de hoja perenne como la Calatea o la Dipladenia, no suele sufrir ataques particulares de insectos parásitos, pero no es inmune a enfermedades virales como el virus del mosaico de la alfalfa,(Amv), que puede perjudicar el desarrollo de la planta y provocar la aparición de manchas amarillas en las hojas.

Cómo secar las flores de Lavanda para aromatizar o decorar

Si tienes una planta de lavanda, de cualquier variedad, con flores más grandes y hojas más verdes, ponte un par de guantes de jardinería, toma unas buenas tijeras de podar bien afiladas y desinfectadas y sigue los siguientes pasos:

  1. Corta tallos de unos 20 centímetros de largo, para formar pequeños ramitos y proceder al secado.
  2. Átalos con hilo o cuerda y extiéndelos para que se sequen en un lugar seco y ventilado.
  3. Retira el ramo de lavandula por la noche y vuelve a ponerlo al sol al día siguiente hasta que esté completamente seco.
  4. Para una mejor conservación, mételas en bolsitas de tela o pañuelos de papel, átalas y ponlas en los cajones o en el armario.

Si te gusta esta planta, acude a tu vivero de confianza o puedes comprarla on line en tiendas especializas de botánica y jardinería.


La compra Online de macetas y semillas las puedes hacer también en Amazon (Ver Ofertas)


planta lavanda o espliego
planta calatea
planta diplademia
Rayito de Sol o Lampranthus Multiradiatus
galan de noche
planta aspidistra
planta aloe vera
como se reproducen las flores